eco-agroturismo

Queremos recomendar productores locales y del entorno del Parque Nacional de Picos de Europa que puedes visitar desde Las casas Rurales de Caín y con ello ayudar a promocionar la agricultura sostenible (productos agroalimentarios de la zona, menús ofertados en establecimientos locales... o rutas relacionadas con eco-agroturismo en el entorno).

Queserías Picos de Europa (Posada de Valdeón)

La cuna del queso azul de Valdeón producido en los Picos de Europa se situa entre impresionantes cumbres de roca caliza y frondosos bosques. El Queso Azul de Valdeón tiene arraigada en su ADN la tradición de sus antepasados que supieron dar forma al fundar, en los años 70, la empresa que ha cosechado un montón de premios y éxitos nacionales e internacionales.

La elaboración del Queso Azul es su legado y el modo de autentificarlo es el sello de la Indicación Geográfica Protegida (IGP). De este modo, pretenden consolidar un producto tradicional y de imprescindible presencia en la gastronomía leonesa.

Quesos la Prada (Los Espejos de la Reina)

Es el proyecto de vida que Vicente “El Quesero” ha desarrollado desde 1982. Una quesería familiar 100% artesanal. Todas y cada una de las etapas de la creación de su queso se realizan a mano cuidadosamente y sin prisas, respetando los tiempos de cada una de ellas. Tiempos que son la base del sabor y el carácter de ese queso.

Parte de la razón de ser es la promoción local de su tierra, por ello apuestan por utilizar una materia prima local. La leche con la que está hecha el queso es de un pueblo de la zona. Cuidan del medio ambiente en la producción, así como con los embalajes naturales y reciclables sin plástico.

La quesería nace en 1946 en Boca de Huérgano, en las estribaciones de los Picos de Europa, un lugar único donde la montaña es la gran protagonista. En los inicios, el queso se hacía artesanalmente con la leche de vaca recogida a las cabañas ganaderas de los valles vecinos. Hoy en día, siete décadas después, la tradición y el mimo con la que se elaboraban esos quesos envueltos en paños se mantiene intacta en esta empresa que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos.

La panadería, situada a los pies de los Picos de Europa, aúna tradición e ingredientes totalmente naturales para conseguir productos de primera calidad. Utilizan recetas familiares que han pasado de generación en generación mantienendo la esencia, utilizando ingredientes seleccionados 100% naturales.


Panadería Talí (Posada de Valdeón)

Pan de montaña artesanal en el horno de la Panadería Talí situado en Posada de Valdeón, en el Parque Nacional. Desde allí, sirve a buena parte de lo más alto de la montaña unas especialidades increíbles.

El autor de la frase de «no se puede dejar a nadie sin pan» es Talí, el panadero de Posada de Valdeón, uno de los que tiene un recorrido más complicado en tiempos de nevadas, pues no solo recorre el valle de Valdeón, sino que también acude al de Sajambre y baja hasta Cangas de Onís, en Asturias.

A la puerta de los Picos de Europa, Riaño, Yordas elabora embutidos de gran calidad. Mantienen el trabajo artesano. La curación natural a 1200m de altitud, los mejores ingredientes y un buen hacer, consiguen que sus productos sean naturales, con las recetas de antaño, el sabor de siempre y los métodos de hoy. Ofrecen productos curados y frescos. La gran calidad de todas las especialidades contribuyen al reconocimiento en el mercado agroalimentario.

Desde hace generaciones se dedican a la apicultura, disponen de colmenares propios en los puntos más recónditos en la montaña de Riaño y los Picos de Europa. No olvidan los secretos tradicionales en la elaboración de la miel, polen y jalea real.

Androja Caineja (Posada de Valdeón)

La Androja Caineja embutido típico de Caín que surgió hace siglos, por necesidad, en tiempos en los que la carne del gocho no saciaba las bocas hambrientas. Por ello, los lugareños decidieron conjugar la carne de cerdo adobada con pan y cebolla. El resultado, un producto que, a simple vista parece chorizo, pero que ofrece un sabor intenso, con una textura suave y sedosa que se conjuga con toques de picante y dulce que lo hacen inconfundible.

El Desván recupera esta centenaria tradición elaborando con mimo, un ligero ahumado y secada al aire de la montaña. Ideal como aperitivo, tostada y caliente, en guisos o acompañando a 2 huevos fritos como le gustaba a la "Güela Palmira".

¡Déjate sorprender por los sabores de nuestra cocina!.

Los fogones del Valle de Valdeón están especializados en aromas y sabores de la cocina tradicional de la montaña de León. En la oferta de nuestros bares y restaurantes encontrarás platos y tapas elaborados con productos típicos de la zona, como carnes de caza, carnes rojas, legumbres, productos de la huerta y embutidos típicos de León como la Androja Caineja, o el reconocido queso azul de Valdeón. Elaboraciones que componen sabrosos y variados menús de una cocina tradicional que con el buen hacer de los profesionales del sector, mira también hacia nuevas y modernas excelencias culinarias.